Dermatitis seborreica / Foliculitis

La foliculitis es la inflamación de uno o más folículos pilosos. La afección se puede producir en cualquier lugar de la piel. Suele estar causada por Staphylococcus aureus. Hablamos de foliculitis cuando se afecta exclusivamente el folículo piloso. Se diferencia una forma superficial (ostiumfoliculitis) y una profunda (foliculitis profunda o sicosis). Cuando la infección profunda provoca una celulitis perifolicular la denominamos forúnculo.

 

La foliculitis puede afectar a personas de ambos sexos y a cualquier edad.  La foliculitis se manifiesta en forma de pústulas foliculares hemiesféricas rodeadas de un halo inflamatorio eritematoso. Las lesiones profundas suelen ser dolorosas. Se localizan en zonas pilosas: cara, cuero cabelludo, las zonas húmedas de los pliegues axilares e inguinales y las piernas. La localización en piernas suele ser secundaria a depilación.

 

Los síntomas comunes abarcan: erupción cutánea, picazón y granos o pústulas localizadas cerca de un folículo piloso en el cuello, la ingle o el área genital. Los granos pueden formar costra.

 

¿Qué es el Forúnculo?

Son infecciones de la piel que involucran todo un folículo piloso y el tejido cutáneo adyacente y son muy comunes. Generalmente están causados por las bacterias Staphylococcus aureus, pero pueden estar provocados por otras bacterias que se encuentran en la superficie de la piel. El daño al folículo piloso permite que estas bacterias penetren más profundamente dentro del folículo y en el tejido por debajo de éste.

 

Los forúnculos pueden darse en los folículos pilosos de cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la cara, el cuello, la axila, las nalgas y los muslos. Puede haber uno o muchos forúnculos.

 

Un forúnculo puede empezar como un área firme, inflamada, sensible y de color rojo o rosáceo que con el tiempo se inflama considerablemente, abultándose la piel. El dolor empeora a medida que éste se llena con pus y tejido muerto y mejora a medida que va drenando. Puede drenar por sí solo, pero a veces hay que hacerlo en consulta.

 

¿Qué es la Dermatitis Seborreica?

La causa exacta no está clara, si bien, se han implicado dos factores principales: una piel seborreica ("grasienta"), por influencia hormonal androgenética; y la afectación microbiana, habiéndose implicado a un tipo de hongo (Malassezia furfur).

 

Existen varios factores agravantes como estrés, fatiga, ingesta de alcohol, dieta grasa, obesidad, clima frío y seco.

 

No se ha descubierto ningún mecanismo de transmisión hereditaria a pesar de la elevada incidencia de esta condición en algunas familias.

 

Es importante hacer hincapié en el hecho de que la dermatitis seborreica no es un proceso contagioso.

 

¿Es frecuente en la población general?

Es de destacar la mayor frecuencia de aparición en varones.

 

¿Cómo se diagnostica la dermatitis seborreica?

La historia clínica y la exploración dermatológica son los dos puntos claves para el diagnóstico.

 

¿Qué cuidados generales deben realizarse?

Es importante que el paciente sepa que la dermatitis seborreica es un proceso crónico con brotes de empeoramiento, y que el tratamiento va a ir dirigido a controlar los síntomas, no a curar la dermatitis. Además, debe saber que el tratamiento habrá de mantenerse durante periodos largos y repetirse en brotes sucesivos. Se aconseja evitar cosméticos de contenido graso o alcohol y duchas de agua muy caliente.

Los alimentos no se han relacionado con el inicio de la enfermedad por lo que no está justificada ninguna restricción dietética, excepto evitar abusar del alcohol y alimentos picantes.

 

¿Cuál es el tratamiento de la dermatitis seborreica?

El tratamiento es principalmente tópico (aplicado directamente sobre la piel) a base de lociones, cremas y champús. En el cuero cabelludo se usan champús que pueden contener cualquiera de estos productos: sulfuro de selenio, piritiona de zinc, piroctona olamina, azoles o ciclopiroxolamina. Otras veces se usan champús o lociones de alquitrán de hulla. En cuadros graves, se asocian corticoides tópicos.

 

En la cara se aconseja el lavado diario, así como la aplicación de cremas o lociones adecuadas de acuerdo a cada paciente. En casos graves o resistentes a tratamientos habituales, será necesario tomar isotretinoina y/o antibióticos orales y debe ser tratado por el dermatólogo.

 

La dermatitis seborreica infantil tiene una naturaleza autolimitada y responde satisfactoriamente a las medidas higiénicas generales. En casos persistentes o muy extensos, se aconseja medicar con antibióticos, usar crema de antifúngico e incluso ciclos cortos de corticoides tópicos.

 

iDerma

Especialistas de la piel

y Cirugía Cosmética

 

Dirección:

Belisario Domínguez #2309,

Col. Obispado, Monterrey, N.L.

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube

Dr. Héctor Leal Silva

Médico Cirujano Dermatólogo

 

Cédula Profesional No.1360852 UDEM/UNAM
Cédula de Especialista en Dermatología No.5446146